New York- siempre diferente

Siempre vuelvo a New York como un niño cuando recibe un juguete nuevo. Esta vez fue junto a mi familia, asi que fue diferente. Mi hija tiene 5 años pero aun así nos hicimos 26 km en un dia y medio que tuvimos a disposición. Fue toda una campeona.

Pasamos mucho tiempo en las calles de las gran manzana y nos faltó mucho tiempo para ver más. Manhattan en estas fechas es maravillosa, pero demasiado aglomerada. Prefiero primavera, otoño por las buenas temperaturas. El verano también te desgasta mucho ya que hace mucho calor y hay mucha humedad . Paseamos por Central Park, subimos al Rockefeller - Top Of The Rock (sigo enamorado de esas vistas, para mi las mejores de Manhattan), cogimos el metro que sigue con su aspecto retro y muchas veces descuidado y acabamos en Down Town.

Vuelta por la zona zero, unas lágrimas al ver los agujeros de las antiguas torres gemelas y empatizar con todas las familias que perdieron seres queridos. La nueva Freedom Tower es wow y Oculus la estación de metro de Santiago Calatrava te quita realmente la respiración. De allí de vuelta a Uptown por Lexington Av, cruzando Park Av (mi favorita) y llegada al hotel Hudson New York (extraordinario). Para comer una hamburguesa Umami Burger (que buena es) con su ketchup homemade.

Es tiempo de volver a casa, la próxima aventura a esta bella ciudad será para más tiempo y con mejores vistas y fotos.